Abuelita deshausiada

Era una vez una abuelita que estaba muy enferma, cuando llegan sus hijos y le empiezan a tomar sus medidas, la abuela pregunta:
¿Para que quieren mis medidas? ¿acaso me piensan comprar un vestido?
Y le contestan:
Claro, de que lo quiere, ¿de roble o de caoba?

Compartir este  Chiste con tus amigos

5 de Enero, 2009
835 visitas
Abuelita,hijos,funeral

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar