Accidente de mano

Un día va el dueño de una constructora a la casa de uno de sus trabajadores y le atiende su esposa:
- Señora, tengo que decirle que su esposo ha muerto.
- ¿Pero cómo, qué pasó?

- Señora a su esposo le cayó un ladrillo en la mano y lo mato
- ¿En la mano? ¿Pero cómo pudo matarlo?
- Señora es que cuando le golpeó se estaba rascando la cabeza.

Compartir este  Chiste con tus amigos

14 de Noviembre, 2009
2051 visitas
chistes de accidentes, dueño, constructora, esposa, ladrillo, mano, cabeza

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar