Apuntando al cielo

Un día llegó Jaimito de la escuela, y encontró a su mascota; un pequeño pollito tirado en el suelo con las patas apuntando al cielo. Cuando llegó su padre, le dijo que el pollito estaba muerto, y que sus patitas estaban apuntando a Dios; con el que ya se había reunido. Jaimito se quedó tranquilo con esta explicación, y enterró a su mascotita.

Una semana después, el papá llegó del trabajo, y Jaimito corrió hacia él diciéndole:

-Papá, casi perdimos a mamá!

-Pero que dices hijo!
-Si papá, cuando llegué de la escuela mi mamá estaba acostada en su cama con las piernas abiertas apuntando al cielo, y gritando “¡Dios mío!”.
Si no fuera por el jardinero que estaba encima de ella deteniéndola, seguro se nos iba!

Compartir este  Chiste con tus amigos

14 de Diciembre, 2011
26298 visitas
chistes, jaimito,pollito, patas, apuntando, cielo, mama, acostada, piernas, jardinero

Comentarios

Valoración

9.19 / 10
10 voto/s
Valorar