Chicharrones de Saylla

En un mercado un tocinero gritaba:

¡Chicharrones de Saylla! ¡Chicharrones de Saylla!

Y una señora que pasaba por ahí le preguntó cómo sabían los chicharrones de Saylla, así que decidió comprar y le dice al tocinero:

¿Me da una porcion?

El tocinero le responde:......


Sí, cómo no.

La señora probó un pedazo y se regresó de inmediato a reclamarle al tocinero:

¡Esto no sabe a chicharrones de Saylla!

Y le responde el tocinero:

No sea tonta, Saylla se llamaba la marrana.

Compartir este  Chiste con tus amigos

12 de Noviembre, 2008
1915 visitas
Mercado,tocinero,Saylla

Comentarios

Valoración

6 / 10
1 voto/s
Valorar