Camarero, un vaso de agua

Un tio entra en un bar y pide un vaso de agua.
El camarero, con cara de estar muy cabreado, saca una pistola de debajo de la barra, se la pone en
las narices y le dice que como se mueva le salta la tapa de los sesos.
Sin embargo, el hombre sonrie, le da las gracias, y se va tan tranquilo del bar.
¿Por qué?

Habia pedido el vaso de agua porque tenia hipo.

Compartir este  Chiste con tus amigos

27 de Octubre, 2007
13708 visitas
agua,camarero,pistola

Comentarios

Valoración

7 / 10
3 voto/s
Valorar