Castigo

Una mujer, cansada de que su marido llegue borracho a casa todas las noches, decide darle un susto para que escarmiente.
Esa noche, cuando el esposo todavía no regresa de la juerga, se disfraza del diablo y lo espera en silencio en la oscuridad.

Apenas escucha girar la llave de la puerta, la esposa se prepara y en cuanto entra el hombre, alcoholizado como siempre, cae encima de él gritando:
- ¡Grrrrrrrrr! ¡He venido a llevarte!
El hombre mira con tranquilidad y responde:
- Da lo mismo... ¡Hace veinte años que vivo con tu hermana!

Compartir este  Chiste con tus amigos

1 de Noviembre, 2009
3207 visitas
chistes de borrachos, marido, mujer, diablo, oscuridad, hermana

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar