Ciclista sediento

Llega un ciclista muy cansado a un bar que estaba lleno hasta las tejas, y le dice al camarero:
¡Camarero, por favor!
¿Si?
¿Me da una caja de fanta?
¿De limón o de naranja?
Y el ciclista dice:
Me da igual, es para sentarme.

Compartir este  Chiste con tus amigos

29 de Octubre, 2008
1127 visitas
Ciclista,camarero,caja de fanta

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar