Coincidencia

Ya estaban cerrando el bar y un borrachito le dice al otro:
- Cumpa, vamos a mi casa a seguirla.
- No cumpa, mejor vamos a la mía. Está aquí a la vuelta.
- Está bien, vamos.
Cuando ya están en la esquina, el primero mira al otro y le dice:

- Pero que coincidencia. Yo vivo aquí.
- No me digas, yo también. Mejor toquemos la puerta para ver quien está equivocado.
Sale una mujer muy enojada y les dice:
- Pero que bonito!!.. padre e hijo tomando juntos!!

Compartir este  Chiste con tus amigos

6 de Agosto, 2010
7829 visitas
chistes, borrachos, coincidencia, casa, padre, hijo

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar