Cuidando a la familia

A un importante banquero se le presenta el pretendiente a la mano de su hija:
- Yo amaría a su hija aunque no tuviera un céntimo.
- ¿Eso es cierto?
- Se lo juro...

- ¿Está bien seguro?
- Si, señor. Estoy bien seguro.
- Bautista, dice el banquero dirigiéndose al mayordomo, acompaña a este señor a la puerta. No quiero idiotas en la familia.

Compartir este  Chiste con tus amigos

20 de Mayo, 2008
2160 visitas
familia, idiotas, banquero, novio, suegro

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar