Cura pervertido

Una mujer va a la iglesia a confesarse y le dice al padre:

- Padre, que puedo hacer porque me acosté con el cura del enfrente.
- Hija no te preocupes, reza diez padre nuestros...La próxima vez, recuerda que esta es tu iglesia.

Compartir este  Chiste con tus amigos

2 de Septiembre, 2010
9324 visitas
chistes, chistes de curas y monjas, curas

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar