Cura y su rosario

Un cura es enviado a Alaska. Pasados ya un año el obispo va a visitarle y le pregunta:

-Y como le va aquí.
- Bien, si no fuera por mi rosario y mi whiskys, que sería de mi. ¿Quizás gusta un whiskys?
- Si, gracias.
-Rosario, tráele un whisky al obispo.

Compartir este  Chiste con tus amigos

1 de Septiembre, 2010
5777 visitas
chistes, chistes de curas y monjas, curas, obispo

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar