El lustrador de zapatos y el negro

Estaba un lustrador de zapatos esperando clientela en una larga y solitaria calle de la ciudad, cuando de repente ve pasar a una rubia completamente desnuda y corriendo a toda velocidad. Éste sin pensarlo dos veces se levanta a correr detrás de la mujer más despanpanante que él en su corta vida nunca había visto, y en vos alta se decía :
-¡La tengo que atrapar!
La mujer entra a un edificio de muchos pisos y él detrás de élla, llegan al sexto piso y él mira que élla entra en una habitación, cierra la puerta y él sin mas esperar toca a la puerta, muy inquieto y ansioso de ver a la rubia. Para cuando abren la puerta se encuentra con un negro de mas de dos metros y muy musculoso que le pregunta :
-¿A quién buscas?
-¡A la rubia, negro!- le contesta él......

-¡Esa es mi esposa cabrón!- responde el negro, lo agarra y le baja los pantalones y lo viola.
Ya en el primer piso, muy lastimado de su trasero el lustrador se decía, "¡la próxima vez sí la capturo!". Al día siguiente vuelve a pasar la chela y él muy velozmente la trata de alcanzar y para cuando le abren la puerta lo vuelve a violar el negro. Así se repite tres a cuatro veces la misma historia, y para cuando la quinta, la que abre la puerta no es el negro sino la chica que le pregunta al lustrador :
-¿Me buscabas chico guapo?
El lustrador con la mano derecha aparta a la mujer y echando un ojo al interior del apartamento, le pregunta :
-¿Y el negro?

Compartir este  Chiste con tus amigos

5 de Noviembre, 2008
3194 visitas
Lustrador de zapatos,rubia,negro.

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar