El topo y la serpiente

Se encuentran un topo y una serpiente en lo más profundo de la tierra. El topo era ciego y la serpiente nunca había podido salir a la superficie entonces, como ambos no sabían como eran, deciden tantearse y así descubrirlo. Entonces la serpiente empieza a tocar al topo y le dice:
- Tienes pelos, un hocico muy afinado, una nariz pequeña.
Y el topo le corta y le dice:
- Ya se, soy un topo!

Luego el topo empieza a tantear a la serpiente y le dice:
- A ver, eres fría, te arrastras y tienes unos colmillos muy grandes.
Entonces la serpiente le corta y le dice:
- No puede ser... soy un abogado!

Compartir este  Chiste con tus amigos

14 de Diciembre, 2009
3766 visitas

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar