En el infierno

Estaban dos señores en el infierno y uno le pregunta al otro: ¿Tú de qué moriste? -Congelado, ¿Y tú? -De la risa. ¿Cómo que de la risa? Sí, es que yo pensaba que mi esposa me estaba engañando con otro hombre, entonces un día le dije que iba a salir por 2 días, pero cuando me fui, regresé ese mismo día para ver si la atrapaba con el otro hombre. Cuando llegué, busqué rápidamente por toda la casa y no encontré a ningún hombre. Dándome cuenta del error que había cometido empecé a reír y reír hasta que morí. ¡Qué Bruto!, si hubieras buscado en la nevera nos hubiéramos salvado los dos!

Compartir este  Chiste con tus amigos

13 de Julio, 2011
4129 visitas
chistes, esposos, en el cielo

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar