Genio infalible

Era una vez un gangoso que caminaba por la calle y de pronto que se encuentra una lámpara maravillosa, y le pide un deseo:
Deseo que mis padres sean igual que yo...

Cuando llega a su casa su madre le dice:
¿Hijjooo quieeerreess deee commerr?
Y el gangoso se dijo que su madre hablaba igual que él. En eso llega su padre y le dice:
Hijo, ¿Cómo te fue en la escuela?
Entonces el gangoso queda pensativo y se pregunta por qué su padre no hablaba igual que él. De repente, suena el timbre de su casa, y al abrir la puerta se encuentra con el lechero el que le dice:
¿Nooo vaaa aa quuueeerrreer lecchhhe?

Compartir este  Chiste con tus amigos

20 de Mayo, 2008
1585 visitas
genio, deseo, gangoso, lechero, padres

Comentarios

Valoración

4 / 10
1 voto/s
Valorar