Gordito carnívoro

Estos eran unos naúfragos que fueron a dar a una isla desierta. Como no tenían qué comer, decidieron echar a suertes quién se sacrificaría para que los demás se lo pudieran comer. Pues resulta que se comieron uno... y otro... y otro... y nadie llegaba a rescatarlos...

Total que, al final, sólo quedaban dos: un flaco, y un gordito. Echan suertes... y pierde el gordito. Ya lo va a matar el otro, cuando se pone a gritar:

- ¡No me mates! ¡No me mates! ¡Yo sé donde hay un montón de latas de frijoles escondidas...!
- ¡Desgraciado...! ¿Y por qué no nos lo habías dicho?
- Es que a mí no me gustan los frijoles...

Compartir este  Chiste con tus amigos

27 de Mayo, 2008
2205 visitas
gordo, naufrago, frijoles, canibal

Comentarios

Valoración

5 / 10
1 voto/s
Valorar