Hombre sinverguenza

Un hombre sube a un autobús repleto.

No sabía de dónde agarrarse y de pronto pone su mano en los pechos de una mujer,
la mujer molesta le dice: - Podría poner sus manos en otro sitio.
El hombre le responde:
- No me provoque, no me provoque...

Compartir este  Chiste con tus amigos

30 de Agosto, 2010
10048 visitas
chistes, chistes absurdos, hombre sinverguenza, autobus

Comentarios

Valoración

1 / 10
1 voto/s
Valorar