La culpa es del tomate

Un borrachito llega tarde a su casa muy pasado de copas. Su esposa lo recibe enfurecida y le pregunta:
- ¿Por qué llegas tan tarde y en esas condiciones?

A lo que el borracho le responde:
- Y que quieres, no es mi culpa ni del alcohol, ¡es por el tomate!
- ¿Cómo que por el tomate?
- Si, es que me decían no te vayas toomate una, toomate otra, toomate la ultima puro toomate, puro toomate toda la noche.

Compartir este  Chiste con tus amigos

1 de Noviembre, 2009
3888 visitas
chistes de borrachos, casa, esposa, tomate, alcohol, culpa

Comentarios

Valoración

6 / 10
1 voto/s
Valorar