La nueva bici

El cura les había regalado a las monjas una bici, para que se diviertan. Pero las monjas traían un relajo tremendo. Estaban que hacían una bulla y todo...

El cura entra al convento y les dice:
- Como sigan gritando, le pongo el asiento a la bici!!

Compartir este  Chiste con tus amigos

14 de Febrero, 2011
4505 visitas
chistes, curas, monjas, religion, convento, regalo, bicicleta, obispo

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar