La parroquia de en frente

Una mujer muy guapa va a confesarse a su parroquia porque ya no soportaba el peso de su conciencia:
- Padre, debo confesar que me he acostado muchas veces con el cura de la parroquia vecina.
A lo que el cura confesor le responde indignado:

- Hija ¡cuantas veces tengo que decirte que ésta es tu parroquia! ¡esta!

Compartir este  Chiste con tus amigos

22 de Junio, 2010
2259 visitas
chistes, curas, monjas, padre, parroquia, vecinos, iglesia

Comentarios

Valoración

3 / 10
1 voto/s
Valorar