La siguiente mujer

Una viejecita muy dulce contrata a un pintor para que le haga un retrato. Llegá el pintor y la viejita comienza a explicarle cómo es que quería que quede el cuadro:
- Mire jovencito, quiero que me pinte con un collar de perlas, aretes de diamantes, una pulsera de esmeraldas, y muchos brillantes incrustados en mi ropa.
- Pero señora, usted no lleva ninguna de esas joyas.

- Por eso mismo.
- ¿Y por qué haría eso?
- Seguro que me moriré dentró de poco y quiero que la amante de mi marido se vuelva loca buscando esas joyas.

Compartir este  Chiste con tus amigos

31 de Mayo, 2010
3745 visitas
chistes, viejecitos, viejitos, viejos, anciana, dulce, muerte

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar