Las tres comidas del día

Un dueño de una parcela tenía de empleado a un hombre para que le ayudara en sus cosas. El problema del dueño de la parcela es que era tacaño. Como era tacaño se le ocurrió darle al trabajador las tres comidas del día en la mañana, de una vez.

Cuando el trabajador en la mañana tomó su desayuno, llegó el patrón y le dijo:
- Aquí tienes el almuerzo.
Cuando terminó de tomárselo, llegó nuevamente el patrón y le dijo:
- Aquí está ahora la cena.
Cuando terminó de tomarla, el hombre se paró de la mesa y se fue. Al ver esto el patrón lo llamó y le dijo:
- ¡Oye! ¿Para dónde vas?
El hombre le respondió:
- A mi casa a la cama, ya que después de comer la cena yo me acuesto.

Compartir este  Chiste con tus amigos

26 de Octubre, 2009
1796 visitas
chistes de comida, parcela, tacaño, desayuno, almuerzo, cena, cama

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar