Maricón tonto

Una vez caminaba un maricón por la orilla del mar, imaginándose en su principe azul y la mala suerte que tenía,

Cuando de pronto ve en la orilla un ser mitad hombre y mitad pez, el maricón emocionado comienza a gritar gracias Dios mío un sireno, un sireno.
Y alguien grita oye idiota no ves que me está comiendo un tiburón...

Compartir este  Chiste con tus amigos

26 de Agosto, 2010
8406 visitas
chistes, de homosexuales, maricon

Comentarios

Valoración

3 / 10
1 voto/s
Valorar