Matando el tiempo

Un parroquiano pasa por el consultorio de su médico de cabecera, y al verlo afuera meciéndose en una mecedora, le entabla conversación:
- Buenos días, doctor. ¿Y eso...?
- No. ¡Yo aquí matando el tiempo...!

- ¿Y es que se le acabaron los pacientes...?

Compartir este  Chiste con tus amigos

29 de Febrero, 2008
2053 visitas

Comentarios

Valoración

1 / 10
1 voto/s
Valorar