Meando en la calle

Carlos estaba caminando por la avenida. De repente le entrar muchas ganas de orinar, así que se baja el cierre y empieza a mear.

En eso un policía lo ve y le dice:

-Ajá! Siga nomás! Qué bonito!

Y Carlos le responde, llevándose la mano a la “entrepierna”:


-Pues si tanto le gusta, cariño…

Compartir este  Chiste con tus amigos

6 de Abril, 2012
4911 visitas
chistes, carlos, caminando, ganas, orinar, baja, cierre, mear, policia, bonito, gusta

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar