Milagro por correo

Un hombre que era muy pero muy pobre decide escribirle a Dios para pedirle dinero. Estaba tan necesitado que calculando el dinero que le faltaba para comprar todo para la casa le pide 600 euros a Dios.
Su mujer le dice que esta loco, que Dios nunca le respondería.
Cuando la carta llega al correo un empleado la abre y al ver que el hombre estaba tan desesperado decide ayudarle y hace una colecta entre sus compañeros logrando juntar 450 euros. Le envia el dinero al pobre hombre esperando que se alivie en algo su necesidad.
- Ves María! Dios me envió el dinero que le pedí. Voy a escribir para agradecerle:

- Querido Dios, gracias por el milago que me hiciste. Solo te pido que la próxima vez no me lo envies por correo porque esos cabrones se quedaron con 150 euros.

Compartir este  Chiste con tus amigos

7 de Junio, 2010
2449 visitas
chistes, dinero, milagro, correo, dios,

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar