Mis Sobrinitos

Entra un hombre borracho a un bar, se sienta en una mesa y empieza a gritar fuerte:
-¡Camarera, hip, cabbbmmmarera, hip!
-Señor, por favor compórtese, ¿Qué desea?
Entonces el hombre saca unos pollitos de los bolsillos, los pone sobre la mesa y dice:
-Tráigame una botella de whisky para mí y para mis sobrinos.
La mujer queda muy asombrada, pero le trae la bebida. Al rato vuelve a llamar el hombre:
-¡Camarera, una botella de tequila para mí y para mis sobrinos!
Al rato nuevamente:
-¡Camarera, un champagne para mí y para mis sobrinos!
Entonces la mujer se acerca y le dice:
-Escúcheme, usted ha bebido de más pero no me va a decir que cree que esos pollitos son sus sobrinos.
-Por supuesto que sí, los encontré en la calle y me decían:
-"Tío, tío, tío, tío".

Compartir este  Chiste con tus amigos

30 de Octubre, 2007
1181 visitas
sobrino, pollito

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar