Mujer gritando toda la noche

Tres tipos estaban reunidos en el bar hablando de sus esposas, con una típica forma machista de hablar.

-Anoche yo le puse un aceite de almendras a mi mujer, le hice unos masajes y la tuve gritando 5 minutos.

El segundo dice:
-Eso no es nada, yo anoche le puse un aceite afrodisíaco de flores a la mía, le froté el cuerpo y la hice gritar por 15 minutos.

Y el tercero dice:

-Pues yo anoche masajeé a mi esposa con manteca de cerdo, y la hice gritar toooda la noche!

Sus amigos se sorprenden y le preguntan:
-Oye, ¿y cómo lo lograste?

-Simple, me limpié las manos en la cortina!

Compartir este  Chiste con tus amigos

8 de Diciembre, 2011
6439 visitas
chistes, machistas, amigos, esposas, aceite, masajes, gritando, manteca, limpie, manos, cortina

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar