Nada de mariconadas

Dos naufragos que llevaban más de 1 año en una isla desierta se ponen a conversar.
- Oiga Juan, no sabe que ganas tengo de estar con una mujer.
El otro le responde:
- Uhmm... ¿por qué no... intentamos.... entre nosotros?...
Juan se escandaliza pero luego acepta y le dice:
- Ok, pero tu primero.

Entonces el otro comienza a darle y luego de un ratito, emocionado comienza a darle unos cuantos besitos en la espalda.
- Oiga oiga... alto.... nada de mariconadas

Compartir este  Chiste con tus amigos

5 de Noviembre, 2010
8681 visitas
chistes, homosexuales, gays, maricas, isla, desierta, mariconadas, besos

Comentarios

Valoración

9 / 10
1 voto/s
Valorar