Necesito contarlo

Tras una tormenta impresionante, un barco naufraga y sólo se salvan un hombre y Claudia Schiffer, yendo a parar a una isla desierta...

Con el paso del tiempo, solos y abandonados, acaban cogiéndose confianza y finalmente manteniendo relaciones.
Como no tienen otra cosa que hacer, al final se tiran todo el tiempo haciendo el amor hasta que un día el hombre dice:

- Claudia, tengo que hablar contigo. Necesito pedirte tres deseos. ¿Crees que podrás concedérmelos?
- No lo sé. Prueba a ver...
- Bien. El primero es que me gustaría llamarte Mariano. ¿Te importa?
- Pues... Pues, no hay problema. Este es fácil. ¿Qué más?
- Bien. El segundo es... ¿Te importaría sacar uno de los trajes de hombre que hay en ese viejo baúl que salvamos del naufragio y vestirte con él?
- Bueno, este es algo mas extraño, pero tampoco me importa. De acuerdo. ¿Cuál es el tercero?
- Pues el tercero es que quisiera hablar seriamente contigo paseando por la playa. Vamos?
- De acuerdo.

En esto que están los dos paseando por la playa al atardecer, Claudia Schiffer vestida de hombre y haciendo como que se llama Mariano, cuando el hombre se detiene, se gira, pone una mano sobre el hombro de Claudia y le dice:

- Mariano, se que no vas a creerme, pero... ¡Llevo meses acostándome con Claudia Schiffer!

Compartir este  Chiste con tus amigos

27 de Mayo, 2008
1728 visitas
claudia, shiffer, naufragio, isla, desierta

Comentarios

Valoración

7 / 10
1 voto/s
Valorar