Ojo de vidrio

Un señor que tenía un ojo de vidrio se lo traga de manera accidental y es llevado enseguida al gastroenterólogo. Al ser examinado a través del recto el doctor exclama:

- ¡Tengo 40 años viendo tripas y esta es la primera vez que una tripa se me queda viendo a mí!

Compartir este  Chiste con tus amigos

29 de Febrero, 2008
1704 visitas

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar