¿Por qué estas aquí?

Una vez una monja se dirige a una cárcel y ve a un preso sentado en el patio de descanso, y le dice:
- Hijo mío, ¿por qué estas aquí?
Y el preso le contesta:

- Ay madre, porque no me dejan salir.

Compartir este  Chiste con tus amigos

1 de Febrero, 2008
1280 visitas

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar