Prefiero a su esposa

Dos caballeros que se movían muy deprisa en el interior de un Hipermercado con sus carritos de compras se chocan. Uno le dice al otro:
- Perdóneme Usted; es que busco a mi señora...

- ¡Que coincidencia, yo también!, Estoy ya desesperado.
- Bueno tal vez le pueda ayudar. ¿Como es su señora?
- Es alta, de pelo castaño claro, piernas bien torneadas, hermoso cuerpo, en fin muy bonita... ¿y la suya?
- Con esa descripción olvídese de la MIA, vamos a buscar la suya.

Compartir este  Chiste con tus amigos

20 de Mayo, 2008
1109 visitas
esposa, hipermercado, compras

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar