¡Que buena está esa rubia!

¡Que buena está esa rubia! Dice un tipo en el bar.
- No te le acerques. ¡Ojo, porque es lesbiana!
Se acercó de todos modos. - ¿Tienes fuego, preciosa?
- Sí, desde luego. ¿Te gustaría ver las maravillosas piernas de una mujer?
- Pues... sí.
La rubia se aparta la falda y enseña las piernas más bonitas que el tipo haya visto en su vida. - ¿Querés ver además unos fabulosos pechos?......

- Bueno... sí.
La rubia se abre la bluza y deja ver un precioso pecho bien erguido, suave, turgente y apretado.
- ¿Quieres oler una apetitosa hembra en celo?
El tipo no puede creer en su suerte. ¿Por que le habrían dicho que era lesbiana? Ya no puede contener una enorme erección. - ¡¡¡Sí, claro!!!
Entonces la rubia se le acerca muy lentamente... ¡y le echa su aliento en la nariz!

Compartir este  Chiste con tus amigos

5 de Noviembre, 2008
4984 visitas
Rubi,bar,hombre,aliento.

Comentarios

Valoración

8 / 10
1 voto/s
Valorar