¡Qué lindo, qué lindo!

Llega un borracho a su casa a altas horas de la noche.
Su esposa lo estaba esperando muy molesta y le dice:
¡Qué lindo, qué lindo!...¡Pedazo de borracho!

A lo que el borracho le responde:



Estaré borracho pero soy lindo, en cambio tú aparte de vieja, FEA.

Compartir este  Chiste con tus amigos

18 de Enero, 2008
3288 visitas

Comentarios

Valoración

6 / 10
1 voto/s
Valorar