Risa del condenado

Un gallego es condenado a muerte, y le dan a elegir que tipo de condena prefiere.
-Quisiera morir de sida
-Muy bien, concedido
Entonces un médico llega a su celda y le inyecta el virus del VIH, mientras el gallego empieza a reírse a carcajadas.

-Cómo puede reirse, si le estamos inyectando el virus del sida?
-¡De lo tontos que son!
-¿Qué? ¡Explíquese!
-Jajajaja, es que tengo un condón puesto!

Compartir este  Chiste con tus amigos

13 de Junio, 2011
26009 visitas
chistes, gallego, lepe, condenado, muerte, sida, virus, inyecta, risa, condon

Comentarios

Valoración

4.44 / 10
10 voto/s
Valorar