Segundo idioma

Dos gatos son perseguidos por un perro y se esconden en un sótano. Como el perro sigue rondando por el sótano, uno de los gatos imita a su enemigo, gritando con voz profunda:
- ¡Guau, guau!
Así, el perro se va, y entonces el gato le dice al otro:
- ¿Te das cuenta de lo útil que es dominar un segundo idioma?

Compartir este  Chiste con tus amigos

13 de Noviembre, 2009
1408 visitas
chistes de animales, perro, gatos, sótano, idioma

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar