Sismo

En un pueblo en el que se producían sismos muy fuertes, la gente iba a refugiarse a la iglesia.
Un día, estaban en la iglesia y el cura grita:
- Cuando se produzca un sismo, tienen que decir todo lo que yo les diga.

Cuando se produce el primer sismo, el cura grita:
- ¡Recen todos un padrenuestro!
- Padre nuestro...
Cuando se produce el segundo sismo, el cura grita:
- ¡Un avemaría y un credo!
- Ave maría...
El tercero fue tan fuerte que cayó una tabla del techo a la cabeza del cura, y éste gritaba:
- ¡La tabla! ¡la tabla!
- 1X1=1, 1X2=2...

Compartir este  Chiste con tus amigos

13 de Noviembre, 2009
8424 visitas
chistes de accidentes, pueblo, sismo, iglesia, cura, cabeza, tabla

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar