Son muchos años

Una pareja de ancianitos llega a un restaurante. El viejecito tenía muchas atenciones con la ancianita, se dirigía a ella con palabras de inmenso cariño: ven, mi vida...
Siéntate, mi cielo... ¿estas a gusto, reina?...

¿Que quieres pedir, amorcito? el mesero observaba aquello estaba impresionado. Poco después la viejecita se levanto de la mesa para ir al baño; el mesero, sin poderse contener, va con el ancianito le pregunta: perdone usted la indiscreción: ¿cuantos años tienen ustedes de casados? estamos celebrando 65 años de matrimonio.
¡Caramba, señor! dice el mesero, ¡estoy conmovido! ¡Sesenta cinco años de casados! ¡Y como le habla usted a su viejita! mi vida... mi cielo... mi reina... mi amorcito... a lo que responde en voz muy baja el viejecito: es que ya no me acuerdo como se llama...

Compartir este  Chiste con tus amigos

20 de Mayo, 2008
4547 visitas
viejitos, matrimonio, nombre

Comentarios

Valoración

8 / 10
1 voto/s
Valorar