Una boda obligada

Llega un elefante y una hormiga al Registro Civil. Titubeando, el paquidermo se dirige al juez:
Señor juez, este, es que nos queremos casar...

La hormiga lo interrumpe y, recriminándole entre dientes, le reclama:
¿Nos queremos? ¡Nos tenemos que casar!

Compartir este  Chiste con tus amigos

1 de Julio, 2008
9406 visitas
boda, obligada, hormiga, elefante, juez

Comentarios

Valoración

4 / 10
2 voto/s
Valorar