Un banquete de etiqueta

Llega un tío a un banquete de etiqueta con protocolo y todo eso, y en medio de la comida le asalta un dolor de estómago terrible.
Al ver que no puede más decide tirarse un pedo, y para disimular según se lo tira, tose, pero le sale un gargajo y le empieza a picar la garganta. .....

Así que el tío estornuda, con tan mala suerte que le quedan 2 velas colgando de la nariz, de unos 5 centímetros cada una.
El tío, nerviosísimo por la situación, decide sorberlas, pero le da tanto asco que va y vomita encima del plato. Es justo en ese momento cuando se levanta el anfitrión y le dice:

- ¿Qué, con las orejas no sabe hacer nada?

Compartir este  Chiste con tus amigos

12 de Noviembre, 2008
4014 visitas
Banquete,hombre,show

Comentarios

Valoración

0 / 10
0 voto/s
Valorar