Un ciego y un perro

Un ciego está sentado en un banco tomando el sol. De repente se le acerca un perro y se le mea encima. Entonces el ciego empieza a acariciarle el lomo, y un hombre que pasa por allí le dice:...

- Pero oiga ¿cómo le hace mimos a ese perro? ¿Usted se ha dado cuenta de lo que le ha hecho ?
- Sí, pero es que para darle la patada primero le tengo que encontrar los huevos.

Compartir este  Chiste con tus amigos

13 de Mayo, 2008
2942 visitas
perro, ciego, mea, caricia

Comentarios

Valoración

5.50 / 10
2 voto/s
Valorar