Viejo sordo

Un viejito que era muy rico perdió la audición poco a poco hasta quedarse completamente sordo, como era millonario fue a ver un médico que le vendió un aparato de última tecnología para quepueda volver a escuchar. Con el audifono en el oido el viejito se fue muy contento.
Al mes regresa y le dice al médico:
- Doctor, estoy muy feliz porque oigo perfectamente, incluso puedo escuchar lo que dicen en la habitación de a lado.
- Su familia debe estar muy contenta por eso mi querido amigo.

- No lo creo doctor, ellos no saben nada y ya cambié mi testamente 4 veces en este tiempo.

Compartir este  Chiste con tus amigos

26 de Mayo, 2010
4110 visitas
chistes, viejecitos, viejitos, viejos, sordo, testamento

Comentarios

Valoración

4 / 10
1 voto/s
Valorar